• viaja a tu aire en imágenes, ¡como más te guste!
  • las mil y una noche te esperan ...!
  • marruecos, tienes que verlo... tienes que vivirlo!
  • vive una experiencia inolvidable!
  • convertimos vuestros sueños en experiencias!
1 2 3 4 5

LOS HAMMAM :

Los musulmanes heredaron de los romanos su amor por la termas y se pusieron en funcionamiento ya en la Edad Media numerosos baños llamados "hammám". Mientras en Europa disimulaban la falta de higiene personal con perfumes, en el mundo musulmán imponían el hábito de la limpieza y así lo hacían constar en sus escrituras sagradas, el Corán. Según reza un hadith del Profeta: "la higiene es una manifestación de la fe".

En todas localidades marroquíes encontraréis el hammam, y suelen estar cerca de las mezquitas, porqué además de cumplir con la función de la higiene personal, también es hábito indispensable para el rezo, estar purificado, sin suciedad. Aún podríamos añadir otra función, importante, de estos baños públicos, la función social, ya que es un lugar de reunión, para hombres y mujeres (por separado) donde pueden disfrutar de la compañía y conversaciones con sus vecinos y vecinas. El hammam es uno de esos momentos que nos regalamos a uno mismo, pero en compañía, como deben ser la mayor parte de los placeres de la vida y haciendo honor a la cultura árabe, tan social y comunitaria.

Los tradicionales suelen ser económicos, ya que muchas familias acuden varias veces por semana, incluso porqué muchas casas particulares (sobre todo en las medinas) no disponen de ducha ni agua caliente.

Los baños árabes siguen una disposición similar a las termas romanas aunque su construcción conllevaba una monumentalidad más modesta.

La primera sala que encontramos en los baños árabes es el vestuario, donde había armarios, perchas y otros enseres para que el usuario pudiera dejar sus ropas y prepararse para la entrar en las salas de los baños, propiamente dichas. A continuación se disponían tres salas que eran las destinadas a proporcionar diferentes temperaturas al cuerpo con el fin de hacerlo sudar, activar la circulación sanguínea, eliminar toxinas y tonificar:

  • - Sala de agua fría. Llamada bayt al-baryt,.
  • - Sala de agua templada o bayt al-wastani,
  • - Sala de agua caliente o bayt al-sajun:


Junto a la sala de agua caliente existe un horno y una caldera para calentar el agua que circula bajo el suelo. Por eso, suele haber muy cerca de los hammam, dónde hacen el pan.

La sala principal de cualquier baño, que ocupaba el centro de las instalaciones, es la correspondiente al agua templada (bayt al-wastani). Es también la estancia más grande, y donde se hacen los masajes, se frotan, se lavan conjuntamente, se peinan… porqué no deja de ser un salón de belleza más.

Es una actividad que los turistas también pueden disfrutar. Así que, una vez más, “allá donde fueres, haz lo que vieres”, y más esta tan placentera experiencia. No se arrepentirá.